OVH | ACTUALIDAD, INNOVACIÓN Y TENDENCIAS IT


Descubrir, entender y anticiparse









11/07/2017
Compartir

Artículo redactado por Laurent Allard


El cloud es el futuro, pero ¿cuál es el futuro del cloud? (Capítulo 1)


Capítulo 1: Los usuarios del cloud en el punto de mira. ¿Quiénes son? ¿Cuáles son sus necesidades y a qué desafíos se enfrentarán en los próximos años?



¿Ha observado que existe un movimiento masivo orientado hacia el cloud? El cloud está de moda. Al igual que «internet», la palabra «cloud» está perdiendo la inicial mayúscula, una señal de que su uso se ha hecho habitual. Las estadísticas lo demuestran: en la actualidad, el 68% de las empresas ha adoptado el cloud, según investigaciones llevadas a cabo por la consultora IDC(1), y un tercio de ellas afirma tener un uso avanzado del mismo. Esto no es sorprendente, ya que el 92% de las empresas encuestadas por SolarWinds(2) están convencidas de que el cloud es una de las claves de su éxito a largo plazo.






Cinco perfiles tipo de usuarios del cloud y sus respectivos desafíos


Aunque las empresas están migrando al cloud, no todas parten del mismo punto. Las distintas necesidades originan retos muy diferentes, tanto para los usuarios como para los proveedores de servicios cloud, como OVH. Para comenzar con esta serie de artículos que ofrecen una óptica futura del cloud, analizaremos cada uno de los perfiles de usuario y los retos a los que se enfrentan.



Usuarios de web hosting


En primer lugar encontramos a los usuarios históricos de los servicios de alojamiento web (también conocido como «web hosting» o «hosting compartido»). El web hosting fue una de las primeras actividades de OVH a principios de los años 2000. A pesar de ser este un segmento de mercado voluminoso, actualmente experimenta una ralentización de su crecimiento hasta el 10%, en contraste con el crecimiento del mercado de las infraestructuras as a service (IaaS) y la plataforma as a service (PaaS), superior al 30%.

Detrás de estas estadísticas, hay un momento histórico importante para la computación, que atestigua el salto de los usuarios hacia tecnologías cloud nativas como el IaaS o el PaaS o hacia tecnologías SaaS Web de más alto nivel, como el CMSaaS (Content Management as a Service).

Los proveedores de cloud, a su vez, se enfrentan a importantes tareas de migración de antiguas plataformas hacia tecnologías más modernas, con desafíos como la continuidad del servicio y los grandes volúmenes –18 millones de aplicaciones web alojadas solo en la infraestructura de web hosting de OVH (y 4 millones de dominios gestionados)–. OVH se adelantó a este cambio emprendiendo su giro hacia el cloud desde finales de los años 2000 y diversificando su oferta.

Otros proveedores siguieron orientados hacia el mercado del web hosting y están condenados a convertirse en niche players... o a evolucionar rápidamente su modelo de negocio hacia servicios con mayor valor añadido.



«Adopters» selectivos o tácticos


El segundo grupo de usuarios cloud hizo su aparición a mediados de los años 2000: los selective/tactical IaaS adopters. Estos usuarios no externalizan la totalidad de su infraestructura, sino solo aquellas partes que consideran de menor valor añadido (backup, almacenamiento, email, escritorio virtual…). Fue así que empezaron empresas como Amazon. Ahora nos encontramos en la etapa del XaaS anything as a service, una de las causas fundamentales del Shadow IT, o el uso de software y hardware a nivel empresarial sin el conocimiento del departamento de informática. En la actualidad son muchas las soluciones disponibles en solo un clic, cada una como respuesta a una necesidad específica no satisfecha por los equipos tecnológicos internos, cuyos responsables han podido constatar cómo la infraestructura se hace pedazos entre distintos proveedores para el debilitamiento de los sistemas y, por ende, de la seguridad, todo lo cual incrementa los costos.

La demanda de XaaS es aún muy fuerte. No obstante, las empresas ya han comenzado a racionalizar el área tecnológica fuera de control, reagrupando los servicios con un mismo proveedor que cubra todas sus necesidades. Una oferta integral que OVH ha construido a través de los años, sacando partido no solo a las inversiones llevadas a cabo en sus centros de datos y su red global de fibra óptica, sino también a su experiencia en IaaS, con el fin de democratizar soluciones tales como el almacenamiento as a service, los proyectos de recuperación ante desastres (PRD) a demanda, e incluso los escritorios virtuales.

Los tactical/selective adopters constituyen un segmento interesante del mercado para los proveedores de servicios tecnológicos en general, ya que representan una puerta de entrada hacia la migración completa al cloud. Actualmente, la prioridad empresarial está centrada fundamentalmente en el alojamiento de aplicaciones y de bases de datos (DBaaS), así como en el almacenamiento de datos (ya sea en frío o en caliente).



Startups y nativos digitales


Un tercer perfil de usuarios está formado por las startups, cuya principal característica es que no tienen legacy —sistemas heredados, un conjunto de aplicaciones existentes que suelen funcionar en infraestructuras propias, a menudo anticuadas—. Los nativos digitales parten de cero y no consideran otra opción que la de iniciar sus proyectos en el cloud. Estas empresas emergentes se basan en el cloud para desarrollar y desplegar rápidamente y así crecer a mayor velocidad, ya que pueden centrarse en la innovación que aportan a sus clientes y usuarios.

No obstante, cuando las startups tienen éxito, intentan controlar mejor el costo de su infraestructura para mejorar su modelo empresarial. Entonces muchas se dan cuenta de que, en los proveedores de cloud americanos que les habían seducido al principio, los costos son difícilmente previsibles y pueden dispararse con facilidad. En este contexto se entiende mejor, por ejemplo, que Dropbox dejara el cloud AWS en 2016 para pasarse a una infraestructura propia(3) y así lograr un ahorro considerable —cabe señalar que en aquel momento OVH todavía no tenía una infraestructura cloud en Estados Unidos para ofrecer como alternativa en el mercado estadounidense—.

En cuanto a los servicios cloud, el cloud público, que es por naturaleza una infraestructura multi‑tenant —los recursos físicos son compartidos por varios clientes—, no siempre es la mejor opción según la fase de madurez de un proyecto. Efectivamente, un proyecto en su etapa inicial necesitará una solución altamente escalable, con un costo fijo reducido o incluso inexistente, para así reducir al máximo el plazo de comercialización. Por el contrario, cuando el proyecto ha madurado, puede ser más interesante orientarse hacia una solución de tipo Private Cloud alojado, que disponga de recursos 100% dedicados para el usuario (single‑tenant), tanto para controlar el gasto —a través de una estrategia de consolidación que puede incluir también servidores dedicados— como para responder mejor a las exigencias de conformidad de los usuarios. En OVH estamos convencidos de que es necesario ofrecer distintos tipos de cloud en lugar de un único producto, y hemos comprobado que las infraestructuras más inteligentes combinan ambos tipos de recursos cloud. Por esa razón, desde 2009 desarrollamos el servicio de rack virtual (vRack), que permite aislarse de los demás usuarios e interconectar servidores dedicados, Private Cloud e instancias de Public Cloud a través de una red privada. Esta oferta, única en el mercado, seduce tanto a los nativos digitales como a quienes necesitan migrar su sistema legacy.

Este segmento de nativos digitales está experimentando un gran crecimiento a escala internacional. Entre estas startups se encuentran el «Google» y el «Facebook» del mañana. Para alentarlas y ofrecerles ayuda relativa al prototipado y la construcción de su solución, OVH lanzó a finales de 2015 su aceleradora de startups, el Digital Launch Pad, un programa que ya apoya a más de 800 startups de 45 países.



«Cloud migrants»


A continuación vienen los migrantes cloud, es decir, las empresas cuyo sistema de información se basa mayoritariamente en un legacy en el que, con frecuencia, han invertido considerablemente. Estas empresas, grandes, medianas y pequeñas, han tomado consciencia de la necesidad de migrar al cloud, no solo por las evidentes cuestiones de precio, sino también para hacer frente a una competencia que emerge con la amenaza de imponer un nuevo modelo empresarial.

Naturalmente, las tecnologías de la información no son la única causa de esta agitación: cuando una startup consigue arrebatarle cuota de mercado a actores históricos —en los sectores de la banca, el transporte, la salud…— suele ser gracias a una idea innovadora, una respuesta inédita a las necesidades de los usuarios, un modelo de negocio agotado. Pero el hecho de abandonar los sistemas de información «convencionales» externalizándolos en el cloud permite a estas jóvenes empresas avanzar a pasos agigantados, mientras que el legacy supone una carga para las empresas ya establecidas. Así, la búsqueda de agilidad —y, en concreto, la aceleración del proceso de comercialización gracias al despliegue rápido de nuevos recursos— se ha convertido en la primera razón por la que las empresas migran al cloud, ¡una razón incluso más poderosa que la reducción de los costos! Pero esta es una carrera de obstáculos. Si bien la seguridad del cloud ha dejado de ser una preocupación, hoy es el temor de no tener los conocimientos adecuados lo que ralentiza la adopción del cloud. De hecho, solo el 27% de los encuestados por SolarWinds(2) declara tener suficientes conocimientos para llevar a cabo la migración y gestionar un entorno híbrido que combine su legacy con un cloud externo.

Afortunadamente, existen soluciones. Los «cloud migrants» constituyen una fuente masiva en crecimiento para el mercado del IaaS, por lo que proveedores y DSI trabajan mano a mano para acompañar su transición hacia el cloud y así dotar a las empresas de las competencias necesarias para administrar un entorno híbrido complejo. En este contexto se inscribe la reciente adquisición por parte de OVH de vCloud Air, cuya tecnología híbrida permite migrar las máquinas virtuales de un centro de datos a otro en caliente, ¡sin interrupciones del servicio y conservando el plan de direccionamiento IP!



Editores de SaaS


Por último, encontramos el caso de los editores de software que se han subido al tren del SaaS, habiendo previsto su auge… o porque no han tenido alternativa. Los editores de software están viendo cómo su modelo económico atraviesa una profunda transformación, pasando de la venta de licencias a las suscripciones y el pago por uso. Pero la revolución tecnológica que deben acometer para adaptarse al mundo estándar del cloud, tras haber comercializado durante tanto tiempo el on-premise, es igualmente grande. Evidentemente, deben construir plataformas técnicas para desplegar sus aplicaciones, pero también distribuir esas plataformas de tal modo que le aseguren una presencia mundial, proporcionando el mejor rendimiento a cada uno de sus usuarios, independientemente de su localización geográfica.

Esto obliga a los editores a conocer la legislación de las distintas zonas geográficas en las que operan para así garantizar que los datos de sus clientes disfrutan de la mayor seguridad posible, por ejemplo, no obligando a los usuarios europeos a alojar sus datos en Estados Unidos para evitar que queden sujetos al Patriot Act. Otro riesgo latente es la banalización de las soluciones SaaS en inmensos marketplaces que controlan la atención al cliente y transforman los servicios SaaS en commodities.

A través de este análisis de los distintos tipos de usuarios de cloud, hemos repasado también la historia del cloud; una historia sin duda reciente, pero ya increíblemente rica debido a la rápida evolución de las tecnologías. En las próximas semanas publicaremos el siguiente capítulo, que abordará las posibles sinergias entre actores de IaaS y PaaS y la consolidación del mercado del IaaS, en el que deberíamos presenciar un gran número alianzas para ver emerger a los líderes mundiales del mañana. ¡No se lo pierdan!



Notas:


(1) Fuente: La encuesta de IDC sobre 6100 organizaciones de 31 países, publicada hoy, revela que 68% de los encuestados utiliza servicios de cloud público, privado o híbrido en su sistema de información. Esto supone un incremento del 60% respecto al 42% de los encuestados que habían adoptado el cloud en 2015 (consultar el informe completo)

(2) Fuente: IT Trends Report 2016: The Hybrid IT Evolution, SolarWinds

(3) Dropbox se independiza de los Amazon Web Services, por Celia Villarubia, el 28 de marzo de 2016, en DatacenterDynamics