Protección contra ataques DDoS



OVH, reconocido proveedor de soluciones web, le ofrece una infraestructura sólida y de alta disponibilidad para su alojamiento. Lo único de lo que tendrá que preocuparse es de cargar los archivos y dar vida a su sitio web.

Con la solución exclusiva anti-DDoS, OVH se encarga de que su alojamiento esté siempre disponible, incluso en caso de ataque.

Esta protección es fundamental porque, como afirma Octave Klaba, «la cuestión no es saber si necesita protección anti-DDoS, sino cuándo será víctima de su primer ataque DDoS».



¿Qué es un ataque DDoS?

Un ataque DDoS sobrecarga el ancho de banda del servidor o satura sus recursos con el fin de hacer un sitio web inaccesible. La mayoría de los casos suelen ser ataques de nivel 7, el más elevado. Estos recurren a la ejecución de un gran número de peticiones PHP que saturan el sistema.



Hoy en día, el riesgo de sufrir un ataque de este tipo es cada vez mayor debido a la democratización de la informática y de las herramientas que los posibilitan. No solo ha aumentado el número de ataques detectados, sino también su carga bruta, es decir, su fuerza para desestabilizar hasta las infraestructuras más sólidas.



La seguridad como la entendemos en OVH

Garantizar la seguridad y la permanencia en línea de las aplicaciones de nuestros clientes ha sido siempre una prioridad para OVH. Con los años hemos adquirido la experiencia necesaria para anticiparnos a este tipo de problemas, hacerles frente y repelerlos. Esto nos ha permitido desarrollar herramientas inteligentes y sólidas capaces de enfrentarse a ataques masivos.



Estas herramientas, implementadas en las líneas de servidores dedicados y productos cloud, han sido adaptadas y trasladadas a otros productos que antes no tenían una protección tan avanzada, como los alojamientos web.

Anteriormente, si un sitio web recibía demasiadas peticiones, había que bloquearlo para evitar que el fenómeno perjudicase a todo el servicio y a los demás clientes. Ahora, para enfrentarse a estos ataques, OVH incorpora de serie una solución de mitigación basada en la tecnología VAC. Se trata de una combinación exclusiva de técnicas que analizan el tráfico en tiempo real y a gran velocidad, detectando e interceptando automáticamente los ataques y dejando pasar las peticiones legítimas. Además, el reparto de carga se realiza de forma más efectiva debido a la introducción de PHP-FPM, que permite que los servidores reaccionen con mayor rapidez. Así se elimina el riesgo de saturación del servicio.

Para obtener más información, consulte la presentación completa de la anti-DDoS.