¿Por qué un hardware dedicado marca la diferencia?



Todo es dedicado

Cada uno de los elementos que forman la infraestructura Dedicated Cloud es dedicado. Esto significa que usted es el único que tiene máquinas virtuales en sus servidores físicos (hosts) y el único que disfruta de la capacidad de los discos (datastores). Así puede obtener el máximo rendimiento de sus máquinas virtuales, repartiéndolas entre los distintos elementos de su infraestructura. Las soluciones de software de Dedicated Cloud también son dedicadas.




Una red privada

Los recursos de Dedicated Cloud son dedicados, y su red es completamente privada. Cada Dedicated Cloud tiene al menos 2 VLAN (redes privadas): una VLAN de administración (no configurable) para la red interna y el funcionamiento de la infraestructura, y una VLAN conectada a internet. La gama Infraestructura de Dedicated Cloud permite disfrutar de 4.000 VLAN dedicadas. En la gama Enterprise es posible activar la opción Nexus 1000V, con la que podrá tener varias decenas de miles de VXLAN en un mismo datacenter virtual para aislar las distintas máquinas virtuales con total tranquilidad.




Todo es redundante

Todos los elementos de la infraestructura son redundantes. Las fuentes de energía, las acometidas eléctricas, los espacios de almacenamiento, los routers y los switches tienen un respaldo conectado a fuentes diferentes. Esto permite asegurar un nivel de servicio cercano al 100% para Dedicated Cloud.