Migración total o transición progresiva: cuatro situaciones para pasar al Cloud Dedicado





Situación 1: Tiene máquinas virtuales, instancias o VPS en el Public Cloud



El Cloud Dedicado le permite agruparlas en su espacio 100% dedicado. Así podrá organizarlas, optimizar los costos, aumentar el SLA, establecer las mejores estrategias de recuperación ante desastres o de continuidad del negocio. Es el producto ideal para estabilizar un proyecto a lo largo del tiempo y madurar con él. Gracias al acceso a la capa de virtualización (VAAS), tendrá más libertad para establecer estrategias avanzadas. Ya no será simplemente el «root» de sus máquinas, sino que tendrá todo el control de su infraestructura virtual dedicada.

¿Tiene una máquina virtual en el Public Cloud? Calcule aquí sus costos aproximados en el Cloud Dedicado.




Situación 2: Tiene una infraestructura virtualizada en servidores dedicados



El Cloud Dedicado reduce el tiempo de escalado, migración y despliegue. Como OVH controla el despliegue automatizado y la actualización de los servidores y soluciones de virtualización, usted podrá centrarse en su infraestructura virtual. Con la sustitución automática de los servidores en caliente, ya no tendrá que idear complicados planes para garantizar la disponibilidad del hardware: simplemente importe las antiguas máquinas virtuales a su Dedicated Cloud y tendrá más tiempo para optimizar sus estrategias.

Puede combinar servidores dedicados y Cloud Dedicado (creando una arquitectura híbrida) conectándolos con la red privada de OVH: el vRack.




Situación 3: Tengo una infraestructura física en servidores dedicados



Podrá transferir su actividad usando las herramientas desarrolladas por cada editor: si ha elegido un Cloud Dedicado con VMware, podrá utilizar la herramienta de manera gratuita VMware Converter; si su Cloud Dedicado tiene Microsoft, usted podrá utilizar Virtual Machine Converter. Con el Cloud Dedicado, olvídese de la administración de servidores dedicados y de consolidar su arquitectura y el uso de los recursos.

Puede combinar servidores dedicados y Cloud Dedicado (creando una arquitectura híbrida) conectándolos con la red privada OVH (vRack).




Situación 4: Tengo un cloud interno (Private Cloud) en mis servidores



Puede transferir la totalidad o parte de su actividad (datos, máquinas) a su Cloud Dedicado OVH sin cambiar de tecnología o de arquitectura, ya que podrá disponer de las mismas soluciones y licencias que en su empresa (VMware, vSphere) en su última versión.

Podrá dedicar menos tiempo al mantenimiento, la actualización y la mejora de su cloud. Para añadir un servidor a su infraestructura virtual ya no necesitará media día, sino cinco minutos.

Sus costos internos pasarán de CAPEX a OPEX: ya no tendrá que comprar las licencias y el hardware de red, sino que podrá alquilarlos y, lo más importante, redimensionarlos en tiempo real.

Podrá implementar planes de recuperación ante desastres o de continuidad del negocio entre su propio centro de datos y uno o más centros de datos de OVH.

Podrá construir un cloud híbrido con las tecnologías estándar y al mismo tiempo disponer de una portabilidad y reversibilidad simplificadas.